PREVENCIÓN DEL ENVEJECIMIENTO PREMATURO DE LA PIEL

Hoy queremos realizar un breve recorrido sobre aquellos factores que pueden ser fuente de un envejecimiento prematuro de la piel, así como daros unos consejos que ayuden a minimizar sus efectos y retrasarlos. 

¿Cuáles son los factores que influyen en el envejecimiento prematuro de la piel?

Existen factores externos e inadecuados hábitos de vida que influyen en el envejecimiento que se genera de forma prematura. Por este motivo, hemos de estar informados de una manera clara, concisa correcta sobre los factores que nos ayudan a cuidar nuestra piel y evitar ese envejecimiento prematuro y l factores que nos perjudican.

El envejecimiento de la piel es un proceso biológico que todas las personas tienen que aceptar en algún momento. Si bien hoy en día existen muchas técnicas para retrasar sus signos, lo cierto es que llegará un momento donde será inevitable su aparición.

Cuando este proceso se da en su forma natural, casi siempre se nota a partir de los 40 años con el desarrollo de pequeñas arrugas que poco a poco se irán haciendo más visibles. Esto ocurre por una disminución hormonal que compromete las células de la piel, la producción de colágeno y elastina.

En cambio, cuando hablamos de envejecimiento prematuro, hacemos referencia a la perdida de elasticidad a edades tempranas (25-35 años).

¿Cómo debemos actuar para minimizar los efectos en nuestra piel, así como evitar el envejecimiento prematuro?

Para minimizar y evitar un envejecimiento prematuro, de manera sana y equilibrada, os indicamos unos sencillos, pero importantes, consejos:

DORMIR BIEN

Durante las horas de sueño el organismo segrega varias sustancias (como la melatonina) que apoya la regeneración celular. Esto permite mantener la piel más joven y vitalizada.

MANTENER ALIMENTACIÓN SALUDABLE

A través de una alimentación de buena calidad se le aportan compuestos antioxidantes, vitaminas, minerales y muchos otros nutrientes a nuestro organismo.

Estos, participan en la restauración de la piel, al igual que en muchas otras funciones. Al mismo tiempo, evitan el daño oxidativo causado por los radicales libres del ambiente.

Una dieta de calidad ha de contener frutas, verduras legumbres, alimentos ricos en ácidos grasos omega 3 y frutos secos.

PROTEGERNOS DEL SOL

Los rayos UV del Sol son una de las principales causas de envejecimiento de la piel.

Los daños que causa el sol en las capas superficiales y profundas de la piel no siempre se notan de inmediato. Es con el tiempo suelen ser bastante visibles. La piel se vuelve fina, quebradiza, deshidratada, y esto se traduce en múltiples arrugas y descolgamiento de los tejidos.

HACER EJERCICIO

Además de ser un hábito maravilloso para nuestra salud, controlar nuestro peso, mejorar el tono muscular y mejorar también nuestra salud mental, el ejercicio apoya la regeneración de la piel y reduce la flacidez. Esta práctica puede ayudamos a que la piel se conserve en buenas condiciones durante más tiempo. 

NO FUMAR

Las personas que fuman suelen envejecer más rápido en comparación con aquellas que llevan un estilo de vida sano.

Los tóxicos del cigarrillo son absorbidos por varios órganos purificadores del cuerpo. Estos van a parar a la sangre, afectando cada una de las células del cuerpo.

Por lo tanto, el resultado es un cuerpo más enfermo, una piel arrugada, deshidratada, con manchas y otros trastornos cutáneos que afectan la calidad de la piel.

 

DESDE NUESTRO CENTRO DE MEDICINA Y ENFERMERÍA ESTÉTICA ACONSEJAMOS SEGUIR ESTAS PAUTAS E INTEGRARLAS EN NUESTRA VIDA DIARIA PARA CONSEGUIR LOS MEJORES RESULTADOS, TANTO EN NUESTRO BIENESTAR GENERAL COMO EN CUALQUIER TRATAMIENTO ESTÉTICO, YA QUE UN CUERPO SANO, NUTRIDO E HIDRATADO RESPONDE MUCHO MEJOR A CUALQUIER TRATAMIENTO.

EN ESE PRIMER PERÍODO DE LOS 25 A 35 AÑOS, ACONSEJAMOS ADEMÁS LA REALIZACIÓN DE SESIONES DE PLASMA RICO EN PLAQUETAS COMO ESTIMULADOR DE NUESTRO COLÁGENO Y MANTENER ASÍ UNOS TEJIDOS ENRIQUECIDOS DE FIBRINA Y ELASTINA QUE NOS AYUDARÁN, UNIDOS A UNOS BUENOS HABITOS DE VIDA, A RETRASAR ESE ENVEJECIMIENTO DE LOS TEJIDOS.





CUIDADOS POSTRATAMIENTO Y RESULTADOS